La ciudad de Nueva York acordó pagar más de $ 21,000 cada uno a cientos de manifestantes que fueron rodeados, arrestados y sujetos a fuerza excesiva por parte de la policía durante una protesta de George Floyd en 2020, según muestran documentos judiciales.

Un acuerdo propuesto presentado en un tribunal federal el martes por la noche decía que la ciudad compensaría a aproximadamente 320 personas que participaron en la protesta del 4 de junio de 2020 en el vecindario Mott Haven del distrito del Bronx.

En la presentación, la ciudad acordó pagar a los miembros elegibles de la demanda colectiva $21,500 a cada uno, más $2,500 adicionales a cada persona que recibió una multa para comparecer. Los dos demandantes nombrados en el caso recibirían otra «asignación de servicio» de $21,500, según el acuerdo propuesto, que debe ser revisado y aprobado por el tribunal antes de que entre en vigor.

“Desde nuestro punto de vista, el acuerdo refleja un reconocimiento por parte de la ciudad de que las acciones de la policía de Nueva York en Mott Haven el 4 de junio fueron trágicamente equivocadas”, dijo el miércoles Joshua Moskovitz, abogado de los manifestantes.

Un portavoz del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York dijo en un comunicado que las protestas de 2020 fueron un “momento difícil para el departamento, ya que los oficiales que sufrían bajo las presiones de una pandemia mundial hicieron todo lo posible para ayudar a facilitar los derechos de las personas a expresión pacífica mientras se combaten los actos de anarquía, incluidos los disturbios a gran escala, el caos masivo, la violencia y la destrucción.

La demanda alega que la policía de Nueva York «arrestó y acusó a los manifestantes sin causa probable y los sometió a fuerza excesiva, como parte de una acción policial planificada que involucraba a algunos de los miembros más importantes de la policía de Nueva York».

Cientos de manifestantes que se manifestaban contra la brutalidad policial y el racismo tras la muerte de Floyd fueron rodeados y cercados por un grupo de policías que vestían equipo antidisturbios y andaban en bicicleta en una controvertida práctica conocida como ‘kettling’.

“La policía de Nueva York, en un operativo planeado por los más altos niveles policiales, rodeó a los manifestantes en la calle 136 Este entre Brook Avenue y Brown Place y desató un brutal asalto a más de 300 personas, que resultaron heridas, arrestadas y detenidas durante horas”, dijeron los abogados. para los manifestantes dijeron en un comunicado sobre el acuerdo propuesto.

“Se cree que este es el acuerdo más alto por persona en una demanda colectiva por arresto masivo en la historia de la ciudad de Nueva York”, dijeron.

“El 4 de junio de 2020, en el punto álgido de una crisis de salud mundial, junto con 300 personas negras y marrones, fui violada por la policía de Nueva York”, dijo en el comunicado de prensa Samira Sierra, una de las demandantes en la demanda. “Teníamos todo el derecho a protestar, pero la ciudad de Nueva York hizo una declaración explícita ese día de que la gente del Bronx está dispuesta a ser aterrorizada”.

Floyd, un hombre negro, fue asesinado por la policía de Minneapolis el 25 de mayo de 2020, lo que provocó un número nacional y mundial de disparidades raciales y alimentó los llamados a la reforma policial.

El portavoz de la policía de Nueva York dijo que las protestas de Floyd llevaron al departamento a cambiar sus políticas y capacitación para protestas a gran escala.