Ley. a las 13:43

HEC


El burgalés se fue de forma inexplicable, pero la descalificación de Gonzalo García dio el billete al final

Con 19 años cumplidos el pasado 5 de febrero, Pablo Martínez derrotó al favorito Carlos Rojas en una floja altura

En el atletismo, la confianza más mínima puede convertirse en un error fatal y eso es lo que ha sucedido este sábado con Jesús Gómez en la sesión matinal de la segunda jornada del Campeonato de España en pista cubierta que se disputa en las instalaciones madrileñas de Gallur.

El vigoroso subcampeón de Europa y tercero hace cuatro años en Glasgow Se disputó la segunda serie de 1.500 y la carrera salió sumamente lenta, lo que impidió a los participantes tener opciones a las tres plazas reservadas por tiempos.

El burgalés se comportó con gran autoridad y encabezó la prueba durante la última vuelta, pero de manera inexplicable se dejó ir en los metros finales para ser superado por tres rivales y cuarto acabar con 4:01.60, por detrás del ya finalista en el pasado Europeo al aire libre Gonzalo García, Àlex Salas y Andrés Serrano ¡Estaba fuera!

sin embargo, Gonzalo García había cometido un grave error al pisar una vez por la parte interior de la cuerda en plena recta, por lo que esa normativa de que se puede pisar en las curvas en según qué condiciones no le afectaba. Y fue descalificado, lo que pudo recalificar a Jesús Gómez, quien está llamado a ser una baza importante en los Europeos de Estambul.

El que no tuvo problema en la primera fue semifinal el otro gran favorito al oro, a Nacho Fontes que venció dejándose ir en primera ‘semi’ con 3:47.21, por parte de los blaugrana Pol Moya y Jorge David Torre. Y ojo también con el joven Mohamed Attaoui (campeón sub’23 con 21 años en solitario), quien reinó en la tercera semifinal con 3:49.18 tras realizar un espectacular cambio en la última vuelta para imponerse a Carlos Sáez y Miguel de la Torre.

Sorpresa en Altura

Pablo Martínez, oro con 19 años cumplidos

| RFEA – EQUIPO MIGUÉLEZ

En una de las disciplinas más deficitarias para el atletismo español en ambas categorías desde la retirada de la mítica excampeona olímpica Ruth Beitia, la categoría masculina ha deparado una Gran sorpresa con la derrota de Carlos Rojas. Tras quedar fuera de los Europeos de Múnich el pasado verano cuando él y muchos esperaban su presencia, el jiennense llegaba con la mejor marca personal y lideraba el año.

Sin embargo se quedó en 2.12 metros (lo pasó a la segunda) y fue derrotado con la misma marca por el jovencísimo Pablo Martínez (saltó 2,12 a la primera). ¡El saltador del Atletismo Numantino ganó 19 años! El bronce fue para Alexis Sastre también con 2,12.