Sobreponiéndose a una fuerte torcedura de tobillo en el segundo set, El ruso Daniil Medvedev venció al alemán Alexander Zverev y se clasificó para el primer puesto de los cuartos finales del Masters 1000 de Indian Wells (California).

Medvedev, ex número uno mundial, aumentó a 17 su racha de partidos ganados con una espectacular remontada ante Zverev por 6-7 (5/7), 7-6 (7/5) y 7-5 en tres horas y 17 minutos de Batalla en la Pista Central.

(Lea también: James Rodríguez habla del éxito de sus negocios fuera del fútbol)

El ruso, que jugará los cuartos contra el español Alejandro Davidovich, sufrió la lesión cuando iba en ventaja en el segundo set por 2-3 y gozaba de una pelota de quiebre.

Medvedev estaba tratando de cambiar la dirección de su movimiento para devolve una pelota en el centro de la pista, de la volvió a quejar bailar todo el partido por la lentitud de la superficie.
Medvedev estalló en el suelo llevándose las manos a la cara del dolor mientras Zverev poco después cruzó la pista para interesarse por el estado de su rival.

El propio Zverev sufrió una grave lesión en un tobillo el año pasado cuando jugaba las semifinales de Roland Garros ante Rafael Nadal.

Tras ser ayudado a sentarse en su silla, Medvedev fue atendido por el médico, que le practicó un fuerte vendaje en el tobillo, agarró su raqueta y volvió a la cancha en medio de la ovación del público.

Así se repuso Medvedev de la lesión para ganar el partido

El ruso perdió la pelota de quiebre de la que gozaba pero, con una sensible cojera, se mantuvo en el partido con algunos golpes espectaculares.

Aunque Zverev rompió desde buscar los ángulos y prolongar los intercambios, Medvedev se impuso temprano por 4-1 en el ‘tiebreak’ y alargó el partido con el set decisivo.

El ruso tomó la cabeza de la última manga con un quiebre en el tercer juego pero Zverev tampoco arrojó la toalla y, tras salvar una pelota de partido de Medvedev, le rompió el servicio para colocarse 5-5.

El ex número dos mundial festejó la igualada con la grada pero después vino un doble fatality que el puesto en bandeja el triunfo supo rivalizar.

Medvedev confirma que se encontrará en su mejor momento de forma desde su formidable 2021, cuando alcanzó su primer título de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos.

El tenista de Moscú acumuló muy títulos y 22 partidos ganados en este arranque de temporada, la mayor cifra del circuito, y este martes dio toda una exhibición de carácter en una cancha de la que viene protestando desde el primer día.

«Esta pista es una desgracia para el deporte», insistió Medvedev el martes al juez de silla tras perder el primer set. «Esto no es una pista dura. Yo sé lo que es una pista dura, soy un especialista», clamó con frustración.

DEPORTADO
Con AFP

Más notificaciones de Deportes