La reestructuración de Citi será traumática. El banco estadounidense planea unos 20.000 despidos en los próximos tres años, según ha anunciado este viernes tras presentar unos resultados con los que ha sufrido pérdidas trimestrales de 1.839 millones de dólares y una caída del 38% en el resultado anual, hasta los 9.228 millones. La consejera delegada del grupo, Jane Fraser, está inmersa en un proceso de reorganización del grupo en diferentes unidades de negocio que supondrá el ajuste más duro en décadas para el gigante de Wall Street, con un recorte de cerca del 10% de la plantilla.

Con el recorte de 20.000 empleos, el banco espera rebajar los costes para situarlos entre 51.000 y 53.000 millones de dólares, frente a los 56.400 actuales. El grupo se apuntó ya unos gastos por indemnizaciones y despidos en relación con el recorte de unas 6.000 personas; en el cuarto trimestre se ha apuntado unos 800 millones en reestructuración y despidos que afectan a unas 7.000 personas más, y espera apuntarse además de 700 a 1.000 millones adicionales durante el año 2024, principalmente en indemnizaciones, según ha detallado en una presentación a analistas en la que dice que espera “una reducción neta de la plantilla a medio plazo” de esas 20.000 personas.

Se excluye de ese cómputo la plantilla de la filial en México y en otros negocios a la venta. En última instancia, la plantilla del grupo se reducirá en 60.000 puestos de trabajo hasta alcanzar los 180.000 a finales de 2026, según su director financiero, Mark Mason. Esto incluye los 20.000 despidos en tres años, así como los 40.000 empleados que se desconsolidarán al sacar a Bolsa y segregar su filial mexicana, Banamex.

El anuncio de medidas para ahorrar costes se produce tras un cuarto trimestre decepcionante, en el que el negocio de renta fija de Citigroup tuvo sus peores resultados en cinco años.

“Aunque el cuarto trimestre ha sido muy decepcionante debido al impacto de elementos notables, hemos realizado progresos sustanciales en la simplificación de Citi y en la ejecución de nuestra estrategia en 2023″, ha dicho Fraser en el comunicado de resultados. “Nos hemos reestructurado en torno a cinco negocios básicos interconectados para alinear nuestra organización con nuestra estrategia y ofrecer una mayor transparencia en su rendimiento”, añadió. “Dado lo lejos que estamos en el camino de nuestra simplificación y desinversiones, 2024 será un punto de inflexión”, explicó.

Los ingresos de Citi cayeron un 3% interanual en el cuarto trimestre, hasta 17.440 millones de dólares, según las cuentas presentadas este viernes. El banco ha desglosado los resultados de sus cinco negocios: servicios, mercados, banca, banca personal en Estados Unidos y patrimonio, que anteriormente se agrupaban en divisiones más amplias.

Los ingresos del área de mercados cayeron en el trimestre un 19% respecto al año anterior, hasta 3.410 millones de dólares por un desplome del 25% en los ingresos de renta fija debido a la atonía de los mercados de tipos y divisas, así como a las pérdidas de Argentina. En el conjunto del año caen un 6%, a 18.857 millones.

Por el contrario, los ingresos de la división de banca mayorista aumentaron un 22%, hasta 949 millones de dólares, impulsados por las mayores comisiones de banca de inversión por mercados de capitales de deuda y asesoramiento, que crecieron un 27% hasta 669 millones de dólares y compensaron la caída de los préstamos a empresas. En el conjunto del año el negocio de banca de inversión crece un 1%, hasta 2.510 millones y el de banca corporativa cae un 4%, hasta 2.473 millones.

En banca personal en EE UU, los ingresos aumentaron un 12%, hasta 4.940 millones de dólares, impulsados por la banca minorista y las tarjetas de crédito. En el año es también una de las divisiones más boyantes, con un aumento de los ingresos del 14%, hasta 19.187 millones.

En el negocio de gestión de riqueza y patrimonio, los ingresos cayeron un 3% en el trimestre, hasta 1.671 millones de dólares, y un 5% en el conjunto de 2023, hasta 7.091 millones; mientras que en servicios aumentaron un 6%, hasta 4.500 millones en el trimestre y un 16%, hasta 18.050 millones en el año.

Mientras que JPMorgan ha cerrado 2023 con beneficios récord y Wells Fargo y Bank of America han salvado el tipo, las cuentas de Citi se han visto afectadas no solo por una peor evolución operativa, sino también por la limpieza del balance, incluyendo ajustes por sus operaciones en Argentina y Rusia y su parte de la factura por el saneamiento de los bancos que tuvieron que ser rescatados por el fondo de garantía de depósitos, al que Citi tiene que aportar 1.700 millones de dólares extra.

Citigroup ha aprovechado los resultados del cuarto trimestre de 2023 para hacer limpieza de su balance. Entre los saneamientos y provisiones por unos 4.660 millones de dólares que ha realizado en sus cuentas, figuran 1.600 millones de dólares (unos 1.460 millones de euros) relacionados con Argentina, según adelantó el miércoles. El banco ha contabilizado saneamientos en Rusia y los 1.700 millones para el fondo de garantía de depósitos. Además, ha registrado aproximadamente 780 millones de dólares en cargos por reestructuración en el trimestre, en gran medida impulsados por indemnizaciones, deterioros de activos no monetarios y otros cargos relacionados, como parte de la implementación por parte de Citi de sus iniciativas de simplificación organizacional y administrativa a partir del cierre del año 2023. La consejera delegada, Jane Fraser, está intentando racionalizar y aumentar la rentabilidad de Citigroup, en parte reduciendo el personal y abandonando negocios minoristas en todo el mundo.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO