Las protestas de los agricultores en las carreteras españolas se han relajado este jueves, a pesar de que las grandes organizaciones agrarias se han unido a las manifestaciones. Aun así, las cifras de incidentes siguen obligando a las fuerzas del orden a emplearse a fondo. Así, desde el pasado martes, cuando arrancaron las movilizaciones, se han registrado ya 585 cortes de vías. En la jornada de este jueves, víspera de numerosas convocatorias ante las delegaciones del Gobierno de varias provincias, las carreteras que han visto interrumpido el tráfico han sido 82. Los incidentes han llevado a un total de 2.438 identificaciones, de las que al menos 76 se han producido en esta jornada, siempre según datos internos de la Guardia Civil a los que ha tenido acceso EL PAÍS. Las fuerzas del orden están empleando una media de 7.000 agentes diarios para tratar de controlar las protestas, 19.000 en total si se suma desde el martes.

Una de las divisiones más atareadas es lógicamente la Agrupación de Tráfico, que cursó, solo este miércoles, 4.262 denuncias, de las que 335 recayeron directamente sobre tractores. El total de infracciones administrativas asciende ya a 1.189, aunque este jueves solo se han abierto 29 expedientes de este tipo, según los datos disponibles hasta media tarde. En cuanto a las infracciones penales, estas han dado pie a 20 detenciones, de las cuales seis se han producido en la provincia de Granada. Además, ha habido cuatro detenidos en León, dos en Cáceres, otros dos en Almería y dos más, uno en Burgos y otro en Navarra. Enfrentamientos puntuales con manifestantes han dejado nueve guardias civiles heridos, y además se contabilizan otras seis personas heridas en accidentes derivados de las protestas.

Pese a que los datos apuntan a una relajación de las protestas, la jornada del jueves no ha estado libre de incidentes. Los más reseñables se han producido en Andalucía. En Lebrija (Sevilla) una treintena de manifestantes han puesto obstáculos sobre la calzada de la AP-4 y han volcado la carga de un camión de hortalizas procedentes de Marruecos, lo que ha provocado una “afectación media” en el tráfico de esa autovía. En su prolongación hacia el norte, a su paso por La Carlota (Córdoba) ya como A-4, ha quedado cortada además en ambos sentidos. Menor ha sido el impacto en la A-45 a su paso por Antequera (Málaga), donde las fuerzas del orden han organizado desvíos alternativos al quedar cortados dos carriles por la colocación de neumáticos en la calzada.

El previsible empeoramiento de la situación, ante las marchas convocadas para este viernes, ya ha empezado a notarse durante la tarde del jueves, cuando se han producido más protestas que durante la mañana. Ante ese panorama, las fuerzas del orden han decidido desplegar a agentes de reserva de grupos especializados dentro de la Guardia Civil. Estos están apoyando a los agentes de Tráfico, que son a priori los encargados de gestionar tanto cortes de carreteras como situaciones en las que el tráfico se ralentiza por el motivo que sea. La prevención incluye el despliegue de efectivos en puntos neurálgicos de abastecimiento y distribución de alimentos u otros bienes.

Una de las preocupaciones es la celebración de los Premios Goya, el sábado en Valladolid. Se teme que los organizadores de las propuestas aprovechen la cita anual de la industria cinematográfica española como escaparate para difundir sus reivindicaciones. Y a la vez no se descarta que, como en anteriores ocasiones, asista a la ceremonia el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El sábado, además, se espera una jornada caliente en Madrid. En protestas de nuevo no comunicadas, se ha convocado a los tractoristas a acercarse al Congreso, a la sede del PSOE en la calle Ferraz e incluso al Palacio de la Moncloa.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_