La aventura de Digi en España va a ser decisiva para el futuro del grupo rumano y sus accionistas, encabezados por el magnate Zoltan Teszari. El objetivo de la compañía es invertir un total de 2.000 millones de euros en el mercado español en los próximos siete años si, finalmente, se hace con los activos sobrantes o remedies de la fusión entre Orange y MásMóvil. Bancos de inversión como Barclays sitúan en dicha cifra el coste total del despliegue de red propia de la operadora en España, incluidos los remedies.

La cifra supone en torno al 65% de la inversión histórica del conjunto del grupo rumano. En su presentación con inversores del mes de diciembre, Digi señala que, entre 2007 y 2022, el capex total de la compañía rondó los 3.100 millones de euros.

La adjudicación de los remedies está a la espera de la decisión definitiva de la Comisión Europea, con el próximo 15 de febrero como fecha límite, una vez firmado el acuerdo entre Digi, Orange y MásMóvil.

Bajo el acuerdo, Digi comprará distintas concesiones de espectro de telefonía móvil de la antigua Yoigo, propiedad de MásMóvil, por 120 millones de euros, con una variante condicional de 20 millones. La operadora comprará distintos bloques de las bandas de 1.800 MHz, 2.100 MHz y 3.500 MHz.

De esta manera, Digi podrá desarrollar su red propia en las zonas en las que cuenta con una mayor densidad de usuarios, que coincide habitualmente con grandes ciudades. La empresa tiene la opción de buscar un acuerdo con algún proveedor de infraestructuras, en línea como el establecido en Portugal con Cellnex.

En este sentido, Digi y Orange cerraron también un acuerdo por el que la operadora rumana tendrá opción en el futuro para un acuerdo nacional de roaming con la operadora francesa, incluyendo todas las tecnologías móviles disponibles, incluida el 5G.

Digi, que tiene distintos acuerdos mayoristas con Telefónica, tendrá la opción de migrar a la red de Orange a través de los citados acuerdos, si bien también se abre la alternativa de renegociar los actuales acuerdos con Movistar, cuya vigencia se extiende hasta septiembre de 2026.

Estrategia

En la citada presentación con inversores, la operadora habla de una estrategia de cuatro pilares: infraestructura superior, con apalancamiento en fibra y despliegues de las infraestructuras móviles de 4G y 5G; excelencia en el servicio, asegurando precios competitivos y accesibles, una de las claves de su crecimiento: aceleración del crecimiento, con servicios fijo-móvil cruzados y la exploración de adquisiciones, basada en las oportunidades del mercado; y presencia en el mercado, con Rumanía y España como países claves.

En el caso del mercado español, Digi dice a los inversores que va a continuar con el despliegue de fibra. En octubre pasado, la operadora completó la primera fase del plan de inversiones en Andalucía con Abrdn, para alcanzar los 2,5 millones de hogares, con una inversión prevista de 300 millones de euros.

La compañía, en cualquier caso, contempla la venta de su red de fibra para captar recursos con los que financiar el despliegue de la red móvil.

Digi señala que España supone ya el 33,5% de sus ingresos totales (en 2019, suponía el 19% de los ingresos), frente al 64,6% de Rumanía, su país de origen. Italia aporta el 1,8%. En términos de rentabilidad, por el contrario, España supone el 14% del ebitda, por un 86% de Rumanía.

La empresa registró más de 1,13 millones de portabilidades en 2023, en términos brutos, lo que supone un aumento de más del 27% respecto a 2022. Digi, que acumula tres años consecutivos de liderazgo en las portabilidades, ganó 766.000 líneas en términos netos.

Subida en Bolsa hasta máximos históricos

Avances. El acuerdo firmado con Orange y MásMóvil para acceder a los remedies de la fusión ha contribuido a impulsar, aún más, a las acciones de Digi en Bolsa. De hecho, el pasado 15 de diciembre alcanzaron un nuevo máximo histórico, de 45,40 leus. Desde principios de año, los títulos se revalorizan cerca de un 40%.

Dividendo. En la presentación con inversores del mes de diciembre, Digi insiste en su compromiso de remuneración a los accionistas. La operadora destaca que el dividendo ha registrado una tasa anual de crecimiento del 24% entre 2027 y 2022, con una rentabilidad por dividendo el pasado ejercicio del 2,82%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_