Barcelona y Manchester United empataron 2-2 en la ida de los ‘play-off’ de acceso a octavos de la Liga Europea este jueves con lo que se jugarán la eliminatoria dentro de una semana en Old Trafford.

Marcos Alonso adelantó al Barcelona (50), pero Marcus Rashford igualó con un balón ajustado al palo (52), un autogol de Jules Koundé (59) aumentó la cuenta del United, pero Raphinha puso el 2-2 (76) que dejó las espadas en alto.

La peor noticia para el Barça fue la lesión del joven centrocampista Pedrique tuvo que irse sustituido por Sergi Roberto (41) tras notar unas molestias en el muslo de la pierna derecha.

Segundo tiempo intenso

El partido aceleró en la segunda parte cuando despertó Rashford tras unos primeros 45 minutos en los que Barça y United alternaron los momentos de dominio.

El Barcelona avisó antes del cuarto de hora con un disparo de robert Lewandowski que despejó David de Gea (9). Impulsado Gavi y Pedri, hasta su lesión, el Barça prevenir encerrar al United en su campo, pero el conjunto inglés acabó llevando peligro con rápidas salidas al contraataque.

Acción de juego en Barcelona contra el Manchester United.

A la media hora, el portero Marc André Ter Stegen ganó un mano a mano con Wout Weghorst (28) antes de sacar una mano providencial a tiro cruzado de Rashford (34), que en la primera parte apenas repararon con el balón.

Los dos equipos salieron con más intensidad tras el descanso, pero el Barça encontró primero el camino del gol con un remate de cabeza de Marcos Alonso al saque de un córner (50).

El jugador español celebró el tanto apuntando al cielo en recuerdo de su padre, fallecido hace justo una semana. Pero, el Barça y sus aficionados no tuvieron demasiado tiempo para celebrar porque apenas dos minutos después, Rashford recibió un balón en profundidad para hacer el 1-1 (52).

El delantero del United ajustó el balón al palo sorprendiendo a Ter Stegen. El tanto espoleó al conjunto inglés que empezó a llevar a cabo peligro con transacciones rápidas. Raphinha pudo adelantar al Barça con un tiro lejano que obligó a volar a De Gea (55), pero poco después el acoso del Manchester United acabó con otrada por la banda de Rashford qu’estió un balón al área donde Koundé la empujó al fondo de su propia portería (59).

Tras estar en el marcador, el Barcelona entró en momentos de desconcierto cuando Raphinha se recuperó cuando Raphinha perdió a un lejano que se atoró en la portería defendida por De Gea con la colaboración de Lewandowski que se descolocó en la defensa (76). El empate rompió el partido que se convirtió en una alocada ida y vuelta, en la que el Barça acabó contando con las mayores ocasiones.

Raphinha estuvo a punto de poner el 3-2 con un cabezazo que sacó De Gea con una gran estirada (80), antes de ver cómo el centrocampista del United Casemiro estuvo a punto de hacer un gol en propia puerta al intentar despejar estrellando el balón en el palo de su propia portería (85).

El Barça siguió apretando hasta la final, pero tendrá que jugarse el pase a octavos de la Europa League en Inglaterra.

AFP

Más notificaciones de deportados