Dos analistas militares occidentales dijeron que la fase inicial de la contraofensiva vio el debut en combate de los tanques de batalla principales Leopard 2 de fabricación alemana, que fueron suministrados a Kiev después de meses de disputas diplomáticas con sus patrocinadores militares de la OTAN.

El ejército ruso publicó imágenes de drones de lo que dijo fue un ataque de unidades blindadas ucranianas en la región sureste de Zaporizhzhia en las primeras horas del jueves.

Michael Horowitz, jefe de inteligencia de Le Beck International, una consultora de gestión de riesgos, revisó las imágenes y dijo que estaba convencido de que mostraba tanques Leopard en acción.

“Sería la primera vez que Ucrania desplegaría tanques de batalla occidentales, lo cual es una señal segura de que es serio”, dijo Horowitz a NBC News.

El ejército ruso afirmó haber destruido tres de los Leopardos ucranianos durante los combates, junto con otros 27 tanques, usando artillería y ataques aéreos. Esta afirmación no pudo ser verificada por NBC News.

Más tarde, la agencia estatal de noticias RIA Novosti citó al presidente Vladimir Putin diciendo que las tropas ucranianas no lograron sus objetivos «gracias al coraje de los soldados rusos, la buena organización de las tropas».

«Se puede decir con certeza que la ofensiva ucraniana ha comenzado, esto se demuestra con el uso de reservas estratégicas», dijo Putin. «Rusia aún carece de armas modernas, pero la industria de defensa se está desarrollando rápidamente», agregó.

Un portavoz del ejército ucraniano se negó a comentar cuando se le preguntó sobre los tanques Leopard, de acuerdo con la política de Kiev de no comentar oficialmente sobre el progreso de la contraofensiva.

Sin embargo, la viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Maliar, confirmó que las fuerzas ucranianas estaban atacando en la región de Zaporizhzhia, cerca de la pequeña ciudad de Orikhiv. “El enemigo está activamente a la defensiva”, dijo en un comunicado.

El Leopard 2 de 60 toneladas es fabricado por Alemania pero lo utilizan ampliamente los miembros europeos de la alianza de la OTAN. Armado con un cañón de 120 mm, puede alcanzar objetivos a más de 3 millas de distancia y es significativamente más poderoso que los tanques de la era soviética utilizados anteriormente por el ejército ucraniano.