«Durante más de diez años Cristiano Ronaldo allá Messi han marcado un duelo para la historia. La marcha de Cristiano a Arabia Saudí finaliza con una nota del As Diario, de Madrid. Había que poner una figura merengue en plano de igualdad con el 10 azulgrana para no quedarse atrás. sensacional goleador.

Messi es infinitamente más técnico e inteligente, sobrio todo, más completo: conducir, jugar, romper líneas, asistir y jugar. Cristiano Golea. En la faz colectiva, Messi es hombre de equipo, juega para todos, Cristiano necesita -y exige- que todo el equipo juegue para él. Y en un tópico individual, está imposible situar a Cristiano a la altura de la habilidad de Messi, un genial gambetador y dominador de bola, además de poseedor de un instinto sobrenatural para este deporte. El fantástico Tostão lo ubica en el mismo escalón que Pelé y, dice sin ambages: «es el mayor de los últimos cincuenta años». Una inmensa mayoría lo pone incluso por encima de O Rei, como el número uno de la historia.

(Lea también: Cristiano Ronaldo: la revolución tras su llegada al Nassr)

Lionel Messi se une a Cristiano Ronaldo.

Obviamente, son opiniones, autorizadas, por cierto, Tostão compartió con la selección Pelé, es su compatriota, lo considera su ídolo. Pero, si llevamos el análisis al rubro estadístico, las diferencias son más abismales: pesar a debutar dos años después, pues tiene dos años y cuatro meses menos, Messi aventaja en casi todos los artículos a CR7. Sin consideración por el tema del Balón de Oro, en el que Ronaldo recibió 5 estatuillas y Messi 7 (que tal vez sean 8 en 2023 por haber ganado el Mundial siendo la figura y por la excelente temporada en el PSG). Es el tipo de distinciones de mejora de hijo.

Los datos que le dan una enorme superioridad a Messi

Internemonos en coronaciones y numeros. Para comenzar, un nivel de selección Messi ha sido campeón mundial juvenil, olímpico y del mundo, tres trofeos gordos que no están en las vitrinas del portugués y que le dan ya una superioridad indescontable a Leo. En el Mundial, Messi marcó 13 goles por los 7 de Ronaldo.
En cuanto a clubes, Messi ganó 11 ligas y 7 partidos contra 7 y 4 de Cristiano y, en total, Leo ganó 41 títulos y 34 gritos, 11 para el Madeira. En esos 36 golpes, Messi marcó 22 goles y repartió 12 asistencias, frente a 21 goles y un solo pase de gol servido por CR7. Sólo una vez en plena final de Champions, en 2009, y el Barcelona ganó al Manchester United por 2-0, ante un gol de Messi, el primero.

En los nueve años que compartieron en el fútbol español, Messi obtuvo 6 ligas, 5 Copas del Rey y 5 Pichichis (máximo goleador). Ronaldo ha ganado 2 ligas, 2 Copas del Rey y 3 Pichichis.

En el apartado asistencia, el argentino suma 352 frente a 247 del portugués, aunque si contáramos pases-gol seguramente la diferencia sería monumental. Messi ha preparado centenares de goles que luego fallaron sus compañeros. El analista táctico español Lorenzo Manchado publicó en Twitter un video de 40 minutos y 35 segundos con todos los pasos brillantes de Messi ¡de une sola temporada…! Un compacto de caso 41 minutos de pase-gol en la 2008-2009, algo que porque imposible. Y a sido el máximo asistente mundial en 2022 con 30 servicios.

Cristiano tiene más goles que Messi, pero…

Cristiano venció a Lionel en 26 partidos: 819 a 793, pero habiendo disputado 142 partidos más. Seguramente, si Messi juega esos 142 cotejos que le faltan, lo superaría. De media, Messi va adelante: 0,79 sobre 0,72. Lo notable es que Leo alcanza estos fabulosos registros sin ser delantero neto. Comenzó como puntero derecho puro, pero nunca fue de área. En 2009 Guardiola lo ubicó de falso 9, o se un centrodelantero retrasado, para juntarse con Iniesta y Xavi, y desde la partida de Xavi pasó a ser decididamente volante ofensivo y constructor de las maniobras de ataque con dos o tres hombres por delante.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo

Foto :

Captura de pantalones de Instagram: @cristiano

No obstante esta superioridad en todas las órdenes, está el juego, la belleza de déenvolvimiento. Si no contáramos ese aspecto tan importante, el fútbol quedaría reducido a quién empujó más veces la pelota a la roja y ya. Pero este es el espectáculo más grande del mundo porque su valor estético. De nos ser así, ¿qué nos quedaría de Zidane, de Michael Laudrup, de Ronaldinho, de Van Basten, de Roberto Baggio, de Ronaldo Nazario y otros tantos artistas con menor palmarés, pero que deslumbraron a las multitudes con su clase y elegancia…? Incluso qué recordaríamos de Beckenbauer si no hubiera sido el defensa más elegante de todos los tiempos… Franz no hacía goles, es un inmortal por clase. En este campo, Messi arrasa a Cristiano, un atleta que con mucha voluntad y determinación logró metas grandes. Leo es un virtuoso del control, del pase (quizás su arista suprema), de la gambeta, del amague, del freno y el enganche. Y todo dentro de una frontera excepcional. Siempre directo al arco, encarando a los que ocurran.

De Andrés Magri, director de la revista Fútbol Total, de Colombia: «Messi es tan bueno qu’incluso potenció al mismo Cristiano. El portugués en sus inicios tenía números muy discretos. Fue solo hasta la aparición de Leo que CR empezó a exigirse. ‘Messi ha hecho que yo sea mejor jugador’, dijo alguna vez”.

(Lo interesante: Murió Modeste M’Bami, unico africano en jugar en Millonarios)

La rivalidad, creada externamente, terminó no porque Ronaldo se vaya a Arabia sino porque ya no le da la cuerda para seguir compitiendo en la élite. Lo rompió en el Mundial, en el que resultó una figura decorativa y terminó hasta perder el puesto. “Ronaldo fue el mayor fracaso del Mundial”, opinó Lothar Matthäus. En la antípoda, Messi terminó siendo campeón y estrella. Y quedó claro en el Manchester United, donde también lo relegaron al banco y debió rescindir el contrato porque no estaba en los papeles del técnico Erik ten Hag. Lo ofrecieron a toda Europa y nadie lo quiso.

“Messi transformó su juego conforme pasó el tiempo. Supo advertir que sus condiciones personales variaron y adaptaron su fútbol a los nuevos esquemas ya su tiempo físico. Cristiano ha querido seguir jugando igual sin reconocer las alteraciones que ha tenido tanto el fútbol como él mismo”, acota conacierto Francisco B., amigo colombiano y copioso consumidor de fútbol internacional. “El ochenta por ciento del mundo quería que Messi fuera campeón en Catar por todo lo que le ha dado al fútbol. Con el agregado luso no había tal consideración”, Héctor P., analista argentino.

Siempre que Messi se escapa, el Barcelona se escapa deportivamente, cuando Cristiano se escapa, el Madrid se escapa con normalidad. Siempre se dijo que Cristiano jugaría en las grandes ligas hasta los 40 años o hasta cuando él quisiera por ser un gimnasta perfecto. No fue así porque el fútbol requiere más que lucir buenos abdominales, es, sobre todo, talento. Messi también perdió la velocidad del rayo que tenía a los veinticinco, pero lo suplió con su agudísima visión de juego ya los 35 sigue siendo el rey.

El tango definitivo…

Jorge Barraza
para EL TIEMPO
@JorgeBarrazaOK

Más notificaciones de Deportes

– Juan Fernando Quintero: el multimillonario ofrecido como el hizo Junior

– Bolsa de jugadores del fútbol colombiano: EN VIVO, el mercado de fichajes

– Padres de Gerard Pique ya no aguantan a Shakira: esta es la razón

Por admin