La premier fecha de los cuadrangulares semifinales del torneo de ascenso estuvo marcada por un pésimo arbitraje de Gustavo Cortés, en el partido que Deportes Quindío y Llaneros ganó 2-2 en Armenia, el pasado 19 de mayo.

Dos acciones marcaron ese encuentro: la primera, un gol en claro fuera de juego que fue validado por Cortés y su asistente, Jeison Méndez.

Y luego, el central sancionó penalti a favor de Llaneros, en una supuesta mano de un zaguero del Quindío. La televisión demostró que el balón se pegó en una nalga.

Lo grave fue que el central se apoyó en un teléfono celular para que uno de sus auxiliares observe la jugada y la avisara. Cabe recordar que la B no tiene VAR.

Lo sucedido ese día desató una fuerte queja del técnico de Llaneros, Jersson González. “Lo del arbitraje fue una cosa espectacular. Fue por televisión, ¿no? Ya ni la televisión les da miedo. An impresionante fuera de lugar, creo que si, la television no miente. ¿Pero la del línea apoyándose en un celular? Esa nunca la habia visto. Cada vez vamos más de pa’atrás”, entona dijo el DT.

Rueda de prensa de Jersson GonzálezJersson González, DT de Llaneros, habla de lo sucedido con el árbitro del juego contra Quindío.

El castigo de la Dimayor a Jersson González

Este miércoles, el Comité Disciplinario del campeonato anunció un fuerte castigo a Jersson González por sus declaraciones: el impuso una suspensión de dos semanas y tres días para ejercer cualquier actividad deportiva y/o administrativa y lo multó con 12,760,000 pesos.

El propio club, además de las redes sociales, anunció el castigo hacia su entrenador:

La sanción a González llega justo en el momento en que Llaneros se juega la última carta para llegar a la final semestral de la B. Este viernes visitará a Fortaleza en Techo y necesita ganar.

En cambio, si el equipo bogotano gana ese encuentro, clasificará automáticamente a la siguiente instancia del torneo.

DEPORTADO

Más notificaciones de Deportes