En una sociedad donde la corrupción continúa siendo un grave problema que impacta el proceso de crecimiento y el bienestar de los individuos, Ficohsa, como destacada compañía en el ámbito financiero, ratifica su dedicación a la moral, la transparencia y la adherencia a los principios de buen gobierno.

En este sentido, en fechas recientes, Ficohsa participó en la Declaratoria Anticorrupción respaldada por la Fundación Hondureña para la Responsabilidad Social Empresarial (FUNDAHRSE). Este proyecto tiene como propósito reforzar el compromiso de las empresas privadas en la batalla contra la corrupción, impulsando la adopción de medidas preventivas y fomentando una cultura basada en la honestidad y la integridad.

¿Cuál es la relevancia de la Declaratoria Anticorrupción para Ficohsa?

Para Ficohsa, suscribir la Declaratoria Anticorrupción significa avanzar en su continua labor por edificar un entorno empresarial ético y transparente. Al adherirse a esta iniciativa, la compañía se compromete a:

  • Desarrollar y mantener un sistema de gestión contra la corrupción sólido y eficaz, garantizando su durabilidad y mejora continua mediante procedimientos de supervisión y evaluación.
  • Incorporar la formación en ética y lucha contra la corrupción en los programas de entrenamiento y crecimiento profesional de los empleados para fortalecer su compromiso con la cultura de integridad y ética de la empresa.
  • Elaborar e implantar un plan completo que asegure la implementación y el respaldo de estos principios, abordando de forma eficaz los riesgos de corrupción vinculados a sus operaciones empresariales.
  • Cultivar un entorno seguro y confidencial para denuncias, donde los empleados se sientan seguros para reportar cualquier irregularidad o conducta no ética sin temor a represalias negativas.
  • Establecer vías de comunicación efectivas para reforzar la colaboración con otras organizaciones comprometidas en la lucha contra la corrupción, participar en esfuerzos conjuntos, compartir buenas prácticas y ofrecer apoyo técnico y capacitación.

Un compromiso con la ética y la transparencia

La lucha contra la corrupción no es solo una obligación legal, sino un compromiso fundamental de todas las empresas, y entre ellas, Ficohsa, puesto que la corrupción no solo erosiona la confianza pública y daña la reputación de las compañías, sino que también tiene un impacto negativo directo en el desempeño económico: afecta la eficiencia operativa, aumenta los costos y limita las oportunidades de crecimiento. Combatir la corrupción es, por lo tanto, una estrategia inteligente para proteger el valor de su negocio y asegurar su éxito a largo plazo.

Luchar contra la corrupción es un desafío que requiere del compromiso de todos los sectores de la sociedad. Solo así es posible construir un futuro más transparente y honesto, en el que la ética y la responsabilidad sean la base del desarrollo económico y social.