El Departamento del Interior de EE. UU. anunció el jueves que cambió el nombre de cinco lugares que anteriormente incluían un término racista para una mujer nativa americana.

Los sitios renombrados están en California, Dakota del Norte, Tennessee y Texas, completando un proceso de un año para eliminar la palabra históricamente ofensiva «squaw» de los nombres geográficos en todo el país.

“Las palabras importan, especialmente en nuestro trabajo para garantizar que las tierras y aguas públicas de nuestro país sean accesibles y acogedoras para personas de todos los orígenes”, dijo la secretaria del Interior, Deb Haaland, en un comunicado. Llamó a la palabra «perjudicial».

Haaland, quien asumió el cargo en 2021, es el primer nativo americano en dirigir una agencia del gabinete.

En septiembre, el Ministerio del Interior anunció su voto final sobre propuestas para cambiar los nombres de casi 650 sitios que contienen la palabra. La agencia realizó una revisión adicional de siete ubicaciones, todas las cuales se consideraron lugares poblados no incorporados. Cinco de ellos fueron cambiados en el anuncio del jueves.

En el oeste de Dakota del Norte, los miembros de una pequeña comunidad eligieron el nuevo nombre Homesteaders Gap como un guiño a su historia local.

Mark Fox, presidente tribal de la nación Mandan, Hidatsa y Arikara, dio la bienvenida al cambio y relató Tribuna de Bismarck que el insulto «realmente provoca emociones graves y fuertes y resistencia a este término». En un comunicado a The Associated Press, dijo que se había retrasado mucho y que «estamos encantados de que se haya eliminado el nombre racialmente insensible y ofensivo».

Pero Joel Brown, miembro de la Junta de Comisionados del Condado de McKenzie, dijo que muchos en el área «se opusieron fuertemente» al cambio. Brown, que es blanco, dijo que él y otros prefieren la menor interferencia posible del gobierno federal porque «generalmente encontramos que no están en contacto con la cultura y la economía aquí».

Otros dos lugares recientemente nombrados son las comunidades de Loybas Hill en el Valle Central de California, que se traduce como «mujer joven», propuesta por Paskenta Band of Nomlaki Indians; y el valle de Yokuts.

Los otros son Partridgeberry, Tennessee y Lynn Creek, Texas.

La decisión tiene un largo precedente. El Ministerio del Interior ordenó el cambio de nombre de lugares con términos despectivos para negros y japoneses en 1962 y 1974, respectivamente.

Sólo en el último año, las autoridades renombró 28 ubicaciones de Wisconsin para eliminar una palabra racista, un panel recomendó cambiar el nombre de una Montaña de Colorado vinculada a una masacre, y el renombrado gobierno federal cientos de picos, lagos, arroyos y otras características geográficas con términos racistas y misóginos.

Por admin