Un servicio para hablar con avatares de familiares fallecidos, unas innovadoras almohadas antironquidos y un barco autónomo fueron algunos de los inventos galardonados en las últimas ediciones del CES, la mayor feria de electrónica de consumo del mundo. Desde 1976, la asociación organizadora del evento, la CTA, premia cada año los aparatos más innovadores del planeta. Estos son algunos de los aparatos y servicios más originales reconocidos por su diseño, ingeniería y originalidad en la edición de 2024, que se celebra esta semana en Las Vegas.

Cualquier mesa es un cargador

Dejar el móvil en la encimera de la cocina o en la mesa del comedor, y que se cargue como por arte de magia, es el objetivo de la tecnología Freepower. Diseñada para crear superficies de carga de “casi cualquier tamaño para casi cualquier aplicación”, sus creadores destacan que los cargadores inalámbricos actuales ofrecen una experiencia “inconsistente e incómoda: por lo general, cuentan con una única bobina de carga en el centro y si un dispositivo no está alineado con precisión con la bobina, no recibirá energía”. En cambio, FreePower tiene un conjunto de bobinas múltiples que suministra energía a superficies enteras: “Esto no solo significa que los dispositivos pueden colocarse en cualquier lugar y recibir energía, sino que los usuarios también pueden cargar varios a la vez”.

Otros aparatos también galardonados en la categoría de hogar inteligente han sido un detector de humo y ruido enchufable, un buzón inteligente y un colchón con 23 sensores que monitorizan en tiempo real la posición, temperatura corporal y frecuencia cardíaca de quien duerme en él. Sus creadores presumen de que “advierte al usuario sobre posibles problemas de salud antes de que se dé cuenta”. Otro gadget premiado es una alarma personal que puede usarse como un collar o llavero. Ante cualquier peligro, permite activar rápidamente una sirena fuerte de 110 decibelios y alertar a hasta cinco contactos designados o servicios de emergencia.

Inteligencia artificial para detectar armas

En Estados Unidos se produjeron en 2023 más de 630 tiroteos masivos —en los que resultan heridos o mueren cuatro o más personas—, según la organización sin ánimo de lucro Gun Violence Archive. En este contexto, la CTA ha premiado en la categoría de inteligencia artificial un sistema de Bosch que usa inteligencia artificial para detectar armas y evitar tiroteos en escuelas.

“Cuando alguien blandiendo un arma se acerca a la escuela, el sistema está diseñado para alertar rápidamente al personal que puede verificar el arma y tomar medidas proactivas”, explican sus creadores. El sistema también está diseñado para detectar y clasificar disparos mientras estima la dirección desde la que se origina el sonido. También han sido reconocidos, en esta categoría, sistemas que usan la inteligencia artificial para transformar textos en vídeos en 3D, para dibujar y para crear cómics.

Un enorme casco con fines terapéuticos

La realidad virtual se usa desde hace años en el tratamiento del dolor y con fines terapéuticos. Damien Charitat, empleado de la startup Socialdream, considera que las gafas equipadas con esta tecnología a veces no son fáciles de usar o cómodas para los niños y las personas mayores. Su solución es un casco gigantesco bastante llamativo. En su interior, cuenta con una gran pantalla en la que proyectar vídeos terapéuticos a personas que padecen, por ejemplo, autismo o alzhéimer. “A diferencia de los cascos existentes, proyectamos imágenes de 360 grados en una burbuja a una distancia suficiente de los ojos para evitar cansarlos”, afirma Charitat.

Dreamsense, a mixed reality headset prototype to stimulate the memory of Alzheimers patients with immersive videos, was displayed during CESSocialDream

La CTA también ha premiado un pintalabios que aspira a monitorizar la humedad de los labios y diagnosticar posibles afecciones. Se publicita como “la primera tecnología de belleza del mundo que ofrece simultáneamente maquillaje y cuidado personalizado de los labios. Esto proporciona diagnóstico y tratamiento inmediatos dentro de un solo producto”. La organización también ha reconocido la innovación de una inteligencia artificial que supuestamente lee las emociones de los bebés, otra que detecta enfermedades cardiacas, un marcapasos sin cables, un aparato pensado para reducir las arrugas o una aplicación que monitoriza la composición corporal de los gatos.

Un sistema de aterrizaje autónomo

Un sistema capaz de aterrizar un avión sin ayuda del piloto ha sido galardonado en la categoría de tecnología de vehículos y movilidad avanzada. “Garmin Autoland toma el control total del vuelo para aterrizar el avión en caso de una emergencia en la que el piloto no pueda volar”, cuentan sus creadores. El sistema puede activarse automáticamente o también si los pasajeros presionan un botón; acto seguido, determina el aeropuerto más óptimo para el aterrizaje, teniendo en cuenta factores como el clima, el combustible, la superficie y longitud de la pista, el terreno y los obstáculos. Esta tecnología está disponible para el avión Beechcraft King Air 200 y próximamente lo estará para el King Air 300: son dos modelos de turbohélice muy utilizados como jets privados o aviones ambulancia, pues debido a su tamaño pueden aterrizar en aeródromos pequeños y aislados.

En esta categoría, también han sido premiadas soluciones para otros vehículos. Por ejemplo, un software que utiliza inteligencia artificial para pilotar de forma autónoma un barco y elegir la mejor ruta, un sensor que monitoriza el estado de los neumáticos de un coche para prevenir accidentes y un sistema de sensores que promete detectar la fatiga, el mareo o las emociones de los pasajeros.

Gafas que cambian el tinte de los cristales

Dusk Rx son unas gafas graduadas que permiten a quien las lleva cambiar el tinte de los cristales en tiempo real. “Puede ajustarse manualmente tanto en el marco como en la aplicación”, afirman sus creadores. El usuario también puede activar una función que aprovecha un sensor para ajustar automáticamente el color de las lentes en función de la luz ambiental. Algo que también hacen las Ray-Ban Stories, las gafas de Meta y Ray-Ban que permiten hacer fotos y reproducir música. En esta categoría de wearables, también han sido premiados un anillo que monitoriza la salud, una prótesis de mano biónica que predice los movimientos del usuario o un casco de seguridad inteligente para trabajadores industriales.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_