Sebastián Villa recibió sentencia este viernes en un juicio en Argentina por lesiones leves y amenazas a su expareja Daniela Cortés fue declarada culpable allí.

«Condenar a Villa Cano a la pena de 2 años y un mes de prisión por ser autor de lesiones leves agravadas y por mediar violencia de género y amenazas coactivas…», de la lectura de la sentencia.
El proceso abordó los hechos ocurridos el 27 de abril de 2020 en medio de una pele que incluyó gritos y amenazas, aunque la mujer dijo haber sido víctima de maltrato en numerosas ocasiones entre 2018 y 2020.

(Le puede interesar: Sebastián Villa: el nuevo video que lo tiene contra la pared por violencia de género)

Villa reiteró el martes su inocencia y negó haber agredido a su expareja Daniela Cortés: «Be inocente. Creo en Dios. Creo que todo va a salir bien. Todo va a salir de la mejor manera», declaró ese día el jugador ante la jueza Claudia Dávalos en sus palabras finales, a derecho que asiste a todos los acusados ​​antes de que se dicte el fallo. «Lo que tengo para decir es que nunca le haría daño a Daniela ni a su familia. Soy inocente. Soy una excelente persona, un buen hijo, un buen hermano», insistió.

sin cárcel

Sebastián Villa (der.), Durante el primer día del juicio en su contra.

Foto :

Tomada de TyC Sports

La jueza dictó este viernes 2 de junio que el colombiano Sebastián Villa es culpable.

Previamente informado que fue contactada Daniela Cortés para notificarla y manifestó que su voluntad era no estar presente en la lectura de sentencia.

(Lea además: Sebastián Villa: antes del veredicto, pose con bandera contra violencia a mujeres)

La sentencia de dos años y un mes de prisión no es efectiva, es decir, Villa no irá a la cárcel.

Villa de un dormitorio debe presentar a las autoridades cada dos meses. Le prohíben tener más contacto con Daniela Cortés, no pude consumir drogas ni tomar alcohol y debe tomar una terapia psiocosocial.

Cortés, también colombiana, que participó en el juicio como testigo y declaró por videoconferencia desde la ciudad de Medellín, donde vive actualmente, dijo que
Villa «empezó a tomar alcohol y se tornó violento, cada día más».

Durante el juicio, que comenzó el 17 de abril pasado y al asistir a todas las audiencias, Villa siguió jugando como titular en el equipo de primera división de Boca Juniors.

Villa enfrentará a fin de un otro juicio por una denuncia de abuso sexual que presentó en mayo de 2022 otra joven que fue su pareja por un episodio ocurrido en junio del año anterior.

DEPORTADO

Más notificaciones de deportados