María Isabel Urrutia sigue ejerciendo como ministra del Deporte, pues no tiene ninguna documentación que diga lo contrario, a pesar de que el lunes 28 de febrero fue informada de maneta pública, sorpresiva y en alocución televisada del presidente de la republica, Gustavo Petro, que ya no era mas el jefe de esa cartera.

Este lunes, ocho días después de anuncio ese, mientras Urrutia revisó en el despacho que ocupa desde el pasado 7 de agosto la documentación pertinente para la palma con la ministra entrante, Astrid Rodríguez, recibió la información que se difundió en las redes sociales y medios de comunicación bajo la firma de contratos a los que se adhirió la semana pasada luego de haber sido informada de su continuidad en el cargo.
(María I. Urrutia estableció contratos millonarios antes de irse de Mindeporte)
(Dramático: futbolista se desvanece y muere (imágenes sensibles), video)

El escándalo

EL TIEMPO conocido el jueves pasado de una fuente ministerial que una de las decisiones que tomó tras la alocución Presidente fue la de firmar varios contratos que estaban pendientes y este lunes estalló el escándalo con la denuncia al respecto de Daniel Briceño, Influenciador político y columnista.

“Durante esta semana de transición entre las nuevas ministras hubo un gran movimiento en la contratación. 264 contratos por $23,920,982,500 en contratación directa se han entregado”, dijo Briceño en sus redes sociales.

Y agregado: «Lo curioso es que 47 contratos por $3,137,200,000 se firmaron a media noche. ¿Por qué?».

sigue en su puesto

Una persona que hace parte del entorno de Urrutia le confirmó a este diario que como no se ha oficializado su despedida, por eso debe asistir por varios días al Ministerio para reunirse con los principales sectores y recibir los informes que debe presentar a la Ministra entrante .

También se dijo que desde el jueves se había ausentado de la sede ministerial, que cambió su número de teléfono y que en Presidencia «la estaban buscando, pero nunca apareció».

Según las informaciones entregadas por Briceño, los contratos se firmaron entre las 11:34 de la noche del 3 de marzo (viernes de la semana pasada) y las 12:46 de la madrugada del día 4.

«Hay un evidente afán de la administración de Urrutia por dejar amarrada gran parte de la contratación antes de que posesionen a la nueva ministra», dijo el activista político en sus redes sociales.

EL TIEMPO conoció que Urrutia, medallista de oro olímpica en los Juegos de Sydney 2000, dijo que no hablará sobre la firma de esos contratos, sabiendo con un orden que recibió de Presidencia la semana pasada de no dar más declaraciones a los medios de comunicación, ya que de inmediato pudo plantear dijo que se debe a transacciones políticas por lo que ella denominó su gestión anticorrupción.

Sin embargo, extraoficialmente, alegó a María Isabel, aseguraron que sobre la denuncia de esa ‘maratón de firma de contartos’, ella vio que estaba haciendo las cosas bien, que esos contratos hacen parte del proceso normal de las funciones de un Ministerio y que no escuché el porqué del escándalo.

mucho silencio

Desde que fue comunicada que ya no seguía en el cargo, à Urrutia se le ha visto por momentos en la sede del ministerio acompañado de su grupo de asesores.

La noche del lunes de la semana pasada, María Isabel respondió algunas llamadas de los medios de comunicación, pero en la tarde del martes siguiente, en la casa de Nariño recibió dos órdenes: una, no hablar más y, la otra, no firmar contratos .

Este mismo día y el miércoles primero de marzo, se le vio por pocos momentos por los pasillos del Ministerio.

Estuvo casi siempre acompañada por su secretario general, carlos hartmanny su jefe de protocolo, Nancy Víafara.
(Video: beso de la hija de Mario Yepes ‘paraliza’ concierto de Romeo Santos)(Dani Alves: su ex lo visitó en la cárcel y reveló detalles, ¿reconciliación?)