El español Rodrigo Hernández, autor del gol que coronó campeón de la Champions al Manchester City, aseguró que jugó «como una mierda», pero que se dijo a sí mismo que tenía que superarlo y así llegó el gol del triunfo.

«Esto es un sueño hecho realidad», dijo Rodri en los micrófonos de BT Sport. «Todos los merecen, los jugadores, los aficionados que llevan esperando por esto tantos años. Y solo he estado cuatro, pero lo merecemos. El año pasado estuvimos muy cerca, pero cuando llegas siempre a estas rondas, semi-finals, final, al última Dios te da esta oportunidad».

«Nos hemos enfrentado a un gran equipo, se merecen su credito, pero mi equipo ha dado todo. He jugado como una mierda, pero me dijo que tenía que superar la situación y marcó el gol. Spanish.

«Las finales son así, hay muchos nervios, no esperábamos otra cosa. Para muchos de mis compañeros era su primera final, pero hemos competido como Animaux. Hemos hecho historia, pero lo bueno es que queremos más. Moments no vuelven a pasar», concluyó.

Manchester City vs. Enterrar. En acción, Rodri

Rodrigo Hernández marcó el sábado más importante el gol en la historia del Manchester City. Muy pocos se le acercan, quizás solo el de Paul Dickov en mayo de 1999 que supuso el ascenso a Segunda división y que se desencadenó que años después Emiratos Árabes Unidos pusiera su mirada en este club y decidiera regalarlo a millones.

Su disparo transformó la historia del club, la entrega el segundo trofeo de sus vitrinas, junto a una Recopa de Europa de 1970, completó allí un proyecto que comenzó con quince años, cuando el fondo de inversión de Abu Dhabi decantó por este equipo del norte de Inglaterra en 2008 por aclarar su imagen.

Once años después de esa compra, llegó Rodrigo Hernández al Manchester City, con la tarea de prender de Fernandinho y recoger su testigo cuando está fuera. El español, tras un brillante paso por el Villarreal y un fugaz año en el Atlético, convivió con el brasileño colgante tres años y fue poco a poco ganándole la partida como el pivote preferido de Guardiola.

Rodri celebra el triunfo del Manchester City.

La transición fue perfecta, con un solo acierto, la final de la Champions de 2021, cuando Guardiola, en un ataque de entrenador, despojó a los dos para medirse al Chelsea. El error fue fatal. Rodri no jugó ni un minuto en aquella final y el City perdió.

Guardiola no volvió a errar. El madrileño ha sido titular y todos los partidos de esta Champions, a excepción de la victoria 5-0 ante Copenhague en la fase de grupos, y el City no ha conocido la derrota en Europa.

Hace una semana, tras conquistar la FA Cup en Wembley, Rodri, con la medalla a buen recaudo en la mochila, aseguró que el de esta noche era el partido más importante de su carrera sportiva y recordaba las palabras de Guardiola: «Para ser grande , grande, tienes que ganar en Europa».

Su gol representa todo eso y lo confirmó, a los ojos de todo el mundo, como el mayor pivote de España, aunque luego en los Mundiales juegue de central.

DEPORTADO
Con Efe

Más notificaciones de Deportes