WEST ALLIS, Wisconsin. – Un hombre de Wisconsin se declaró culpable el jueves de intimidar e interferir con los residentes negros que se mudaron a un complejo de apartamentos en los suburbios de Milwaukee donde vivía.

William McDonald de West Allis enfrenta hasta 11 años de prisión cuando sea sentenciado el 29 de junio, dijo el fiscal federal para el Distrito Este de Wisconsin, Gregory Haanstad.

McDonald admitió que en marzo de 2021 cortó las llantas y rompió el parabrisas de un vehículo perteneciente a una mujer negra que estaba estacionado afuera de su apartamento, según documentos judiciales.

También se dejó una nota que amenazaba con degollar a la mujer, llena de insultos raciales y exigiendo que se fuera de West Allis.

Sus llantas fueron cortadas una semana después, y se dejó otra nota llena de insultos raciales y una amenaza si no se iba del vecindario, dijo la oficina de Haanstad.

Aproximadamente un año después, se escribió un grafiti racista en la puerta de un apartamento donde vivían otra mujer negra y sus dos hijos. Se dejó una nota llamando a la familia un insulto racial y exigiendo que se mudaran.

“La conducta en cuestión en este caso golpea el corazón mismo de los derechos civiles garantizados a todos los ciudadanos estadounidenses bajo la ley federal”, dijo Haanstad en un comunicado. “Saludo el coraje de aquellos a los que apunta el Sr. McDonald por presentarse”.