Están todos en todas partes y al mismo tiempo. Sin ficción. No es locura. No es exageración ni humor grotesco, no mucho como veces es un chiste que se cuenta solo. Es la realidad múltiple y paralela del fútbol colombiano, increíble, pero cierta.

(Lea también: Escándalo en el fútbol: extraña relación de crítico árbitro con pesos pesados)

Hay un arbitro muy malo, perverso, un villano en este mundo. Su número es Juan Pablo Alba. En plata blanca, estás confundido acerca de la realidad del fútbol colombiano. Bueno, en el lado este de La Liga.

Arbitro en Equidad contra Unión.

El sábado, sin embargo, en el partido entre La Equidad y Unión Magdalena, fue un juez de otro mundo, de uno absurdo en el que con sus dedos largos como salchichas baratas saco una, dos, tres, cuatro, cinco y seis tarjetas rojas . Pesimo. Un mamarracho. Una comiquita.

Pero resultó que en un nuevo fútbol multifacético, en un mundo paralelo, este Alba Manilargo sí es muy conocido por ser el abogado de corbata y portafolio que defiende como en una pelea de karatecas a Imer Lemuel Machado, el jefe de la Comisión Técnica Arbitral de la Federación Colombiana de Fútbol. Alba es la abogada personal de Machado. El chiste se cuenta solo.

Alba representó a Machado en la contrademanda por injuria y calumnia contra Hárold Perilla, el exárbitro que interpuso una acción judicial en la Fiscalía y la Fifa porque consideró que fue retirado del panel por no aceptar propuestas sexuales…

Todo el fútbol nuestro se mueve entre universos paralelos. Oigan esta historia que pasó en esta ‘realidad-real’ que vivimos. El viernes pasado, en la papelería del barrio a la que voy siempre, estaba empacando un regalo de cumpleaños para mi amigo y compadre Jaime Andrés Castilla. Una señora, quizás de unos 60 años, me reconoció y me puso charla. Me dijo que se llamaba Sonia y que era hincha de Millonarios: «Voy a mandar una petición a la Fifa para que cambie el reglamento del fútbol. No es posible que solo ganen los que hacen goles y no los que juegan como Millos», me dijo en una frase de otro universo imposible.

Millonarios lamentó su eliminación en la Copa Libertadores.

It is metió en el portal cuántico de los genios del sobreanálisis, idolatras de directores técnicos: ningún análisis se puede hacer en el fútbol sin pasar por el resultado, ni los más recontratácticos o superestratégicos.

(Lea además: Vergüenza en el Camp Nou por canciones ofensivas: ‘Vinicius, muérete)

Y como la señora Sonia, el profesor Jorge Luis Pinto, técnico del Cali que perdió ahora con el Pasto, afirma en la realidad paralela de los entrenadores: «Fue un buen partido en todo tópico de nosotros. Controlamos el partido, Cali corrió como nunca lo había visto correr en la altura… Los descuidos hay que tenerlos presentes.” ¡Perdieron 2-1!

Junior, como otro ejemplo, vive en el universo que lo proclama campeón de chequera por sus grandes contrataciones, pero que en este mundo hoy es de los últimos de la Liga.

Foto :

FOTOS JAIRO CASSIANI/AGENCIA KRONOS

El fútbol colombiano vive en el plan cósmico de periodistas, críticos y exfutbolistas que se crean analistas y gritan que un Millonarios «le quedó chicha la Liga» y, pues vencer, ni pudo al Pereira, que si salió campeón. ¡Irrealidad mediática!

Y todos en todas partes, y al mismo tiempo, gritan un universo paralelo de grandeza futbolística jamás tenida, de calidad superior deseada, de demandencia de título mundial. ¡Las historias de ciencia ficción están llenas de interacciones creativas entre realidades alternativas! Por eso ganan premios como el Óscar.

Pero, en la ‘realidad real’ sin dedos de salchicha, el fútbol colombiano es como un negocio de una familia que tiene problemas entre la madre, el padre, el abuelo y la hija, y que debe responder a demandas ordinarias como los impuestos. .. ¡O, si no, pregúntenle a la SIC!

Meluk le cuenta

GABRIEL MELUK
Redactor de Deportes
@Meluklecuenta

Más notificaciones de deportados

-¿Por qué llaman a Kim Kardashian la ‘maldición’ en el fútbol europeo?

-Barcelona vence al Real Madrid y saborea la liga española

-Dani Alves llevaría vida de estrella en prisión: promovió fútbol y hace goles