Egan Bernal volvió a nacer el 24 de enero de 2022. El ciclista colombiano sufrió ese día un grave accidente en carreteras de Gachancipá (Cundinamarca) e incluso llegó a temer por su vida.

Tras ese accidente, Bernal tuvo una recuperación milagrosa. Los médicos, difícilmente, le dieron esperanzas de volver a competir. Lo hizo ocho meses después del accidente, en la Vuelta a Dinamarca.

Bernal no tiene claro si volverá a ser el mismo corredor que deslumbró en 2019 al convertidor se en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia y al que luego se impuso en el Giro de Italia en 2021. Por ahora se centrará en una recuperación total . Sober ese y otros temas, Bernal habló en entrevista con el periodista Manuel Martínez, del diario inglés L’Equipe.

“Fueron días complicados, sin saber si yo podría volver a montar una bicicleta y, sobre todo, si yo podría tener una vida normal. Al mismo tiempo la última cosa en la que pensamos en esos momentos fue en la bicicleta. Lo más importante era la familia pues yo tengo gente que me ama alrededor mío y lo que cuenta para mí es estar vivo. Hoy me pregunto algunas veces qué hubiera sido de mi familia si yo estuviera muerto o si hubiera terminado en una silla de ruedas”, dice Egan.

El colombiano aseguró que en algún momento pensó en abandonar el ciclismo. «No había pensamientos tristes, pues los médicos me habían impedido en cuanto a que no veían cómo yo podría retomar la competencia. Ellos me decían que, en el mayor de los casos, podría volver a una bicicleta estática en casa después de un año. Y ahora estoy compitiendo”, señal.

Las sensaciones de Egan tras su regreso al ciclismo

Bernal corrió en Dinamarca y Alemania a final del año pasado, antes de volver a parar para seguir con su recuperación. Martínez le preguntó si ese regreso no fue prematuro. «Yo necesitaba saber cómo estaba. La idea era no retomar la competición partiendo de cero y encontrarme en un pelotón contrayendo. calvario. Si yo hubiera sentido que iba a ser así, no tenía sentido continuar», respondió.

Esta primera carrera de Egan en Dinamarca fue toda una emoción. “Mucha emoción, como un chiquillo. Yo mismo quise poner el número en mi camiseta, preparar mi alimentación de carretera, hablar con mi equipo.

Egan Bernal, en la Vuelta a Dinamarca.

Sobre su proyección para esta temporada, Egan dijo: “Esta será una temporada clave. No me he metido en la cabeza que el año sea definitivo y si las cosas no marchan por el buen camino, esto no tendrá una influencia inmediata sobre mi futuro como corredor. Me gustaría poder regresar rápidamente entre los grandes, luchar con los mejores en las carreras más grandes. La lógica diría que yo no estoy en la medida para ganar carreras esta temporada, diría que el camino es largo y que la primera de las cosas será la de reencontrar un ritmo normal”.

Una de las sospechas tras el accidente es si Egan puede volver a ser el de antes. A esa pregunta, Egan respondió: “Es lo que yo espero. La competencia es mitad ADN. Yo no estoy para montarme en una bicicleta y simplemente carreras terminar. Sería terriblemente aburrido y entonces sería mejor pensar en hacer otra cosa. Ante todo yo ser un competidor. Amo ir a las carreras pero no solamente para ser uno más en el pelotón. Me levanto siempre todas las mañanas con la ambición de ser el mayor”.

En los últimos meses, ciclistas como Tadej Pogacar, Jonas Vingegaard y Remco Evenepoel han mostrado una actuación impresionante. Egan opinó sobre ese trío para las grandes favoritos.

Tadej Pogacar (izq.) y Jonas Vingaard

«Pas de soya de los que se preocupa de las compares. Gané el Tour de France in 2019, el Giro de Italia in 2021, no tengo que probarle nada a nadie. Remco, Pogacar o Vingegard son corredores impresionantes, pero no me gusta mantener rivalidades pues yo siempre quiero ganar sin ocuparme de otros. De hecho, todo el mundo quiere ganar, pero también hay que saber que nadie es invencible y superior a otro. Podrá ser el mejor corredor ciclista, pero no es ni Superman ni Dios”.

Egan también habló de las situaciones familiares difíciles que vivieron, que coincidieron con su etapa de recuperación. “Después de lo que me sucedió el año pasado, luego el cáncer que sufrió mi madre y los momentos de angustia con mi padre que estuvo a punto de perder la vista, lo que cuenta para mí ahora y antes que todo es ser feliz. Yo solamente ser humano que hace ciclismo”, concluyóyó.

DEPORTADO

Más notificaciones de Deportes