El futbolista Dani Alves lleva varios días en prisión esperando que defina su futuro en el caso de la acusación de abuso sexual a un joven en un club de Barcelona.

(Le puede interesar: Dani Alves: nuevas declaraciones de la prima de la supuesta víctima lo hunden)

Mientras conoce el veredicto, Alves lleva su vida de preso, recibe pocas visitas, principalmente de sus familiares.

Su pareja Joana Sanz era su fortaleza, pero la situación del jugador ha puesto en crisis la relación al punto que se ha rumoreado con una ruptura. sin embargo, Sin ningún ha dejado de visitarlo.

Sanz brindó su primera entrevista desde el encierro de Alves y decidió hablar del tema de la detención.

Confesiones de Sanz

Dani Alves y su mujer Joana Sanz.

En el anticipo de la entrevista hecha por el programa Vanitatis (de Antena 3) y que se publicará en su totalidad este martes, Joana aceptó responder unas 20 preguntas.

En uno de los testimonios difundidos anteriormente, Joana contó cómo fue su última visita a la prisión de Brians II.

“Lo veo a través de un cristal y hablamos a través de un teléfono. No estamos solos. Sus cabinas transparentes en las que, a los lados, tienes más personas que, si hablas un poco alto, te escuchan. Por eso me resulta violento y por eso, aun no hemos podido
hablar de las cosas serias que nos surgen. Aún no pudo ni insultarlo
«, decir.

El futbolista permanente en una cárcel de Barcelona.

Foto :

Instagram: @danialves

El director de Vanitatis y colaborador del programa aseguró queSanz responde a otras preguntas:

«Respuesta a si sigue enamorada de Dani Alves, si tiene intención de divorciarse, si ha iniciado sus trámites y si cree en la inocencia de su marido todavía».

La semana pasada supo que la supuesta víctima volvió a tocar a ese momento que se vio en la discoteca.

«Se me acercó y me dijo: ‘¿Es que no sabes quién soy?’. Y yo ‘no’. Me dijo ‘me llamo Dani, juego a la petanca en Hospitalet», relató la mujer.

DEPORTADO

Más notificaciones de deportados